Saltar al contenido

Tipos de investigación

TIPOS DE INVESTIGACIÓN
TIPOS DE INVESTIGACIÓN

Todos tenemos la necesidad de poner al día nuestro conocimiento y de buscar información por diversos motivos, ya sea, para realizar una determinada tarea de estudio o para comprender algo que nos interesa o no entendemos. De hecho, el acto de buscar todas estas informaciones que necesitamos se denomina investigación.

En este artículo te explicaremos con detalle en qué consiste la investigación y cuáles son sus principales tipos.

¡Acompáñanos en esta apasionante aventura sobre la investigación!

¿QUÉ ES LA INVESTIGACIÓN?

La investigación es un instrumento utilizado por la sociedad en general para aclarar diversas dudas o problemas, así como también, para ampliar el conocimiento sobre algún tema en particular.

En pocas palabras, consiste en descubrir caminos para el acceso a información desconocida. Es importante resaltar que, en toda investigación se aplican determinadas técnicas y se siguen una serie de métodos sistemáticos.

Teniendo en cuenta el tema que se pretende investigar, una investigación puede ser:

  • Documental
  • Directa o de campo
  • Experimental
  • Histórica
  • Teórica
  • Descriptiva

INVESTIGACIÓN DOCUMENTAL

Investigación documental
Investigación documental

Consiste en el análisis e investigación de problemas de diversa índole, apoyándose, en diversas fuentes de información para la recolección de datos.

Las fuentes referenciales, pueden ser:

  • Artículos en publicaciones periódicas: revistas especializadas, periódicos, folletos, catálogos, etc.
  • Libros (de texto, complementarios, de consulta, enciclopedias, diccionarios).
  • Documentos divulgativos o de investigación.
  • Manuscritos y datos no publicados, o bien, de circulación restringida.
  • Fuentes no impresas como material audiovisual (películas, documentales, videos, libros electrónicos en CD, etc.).
  • Programas de televisión e Internet.

LA INVESTIGACIÓN DIRECTA O DE CAMPO

Investigación de campo
Investigación de campo

Corresponde al análisis sistemático de diversos problemas con el propósito de especificar sus principales causas y efectos, interpretar o deducir su naturaleza y conocer sus factores constituyentes. Así pues, el investigador debe ir personalmente al lugar para observar y analizar el objeto de investigación correspondiente, obteniendo las conclusiones pertinentes. Un ejemplo de algún objeto de investigación puede ser: determinar los aspectos más resaltantes de la cultura de una determinada región.

Cabe destacar que, los datos suelen ser tomados o recolectados de fuentes vivas, es decir, debe darse un contacto directo con las personas involucradas con la situación en estudio. Asimismo, es común que se utilicen recursos como las entrevistas y las encuestas para dicha recolección.

INVESTIGACIÓN EXPERIMENTAL

Investigación experimental
Investigación experimental

Éste es el tipo de estudio más formal y elegante para realizar una investigación. Su principal objetivo es poner a prueba una hipótesis elaborada por el investigador, a través de la aplicación de un experimento, usualmente práctico. Esta hipótesis, es una conjetura inteligente o una tentativa para explicar algo que se quiere comprobar mediante un experimento.

La realización de experimentos es de vital importancia, ya que después de observar sus resultados se podrán obtener conclusiones significativas y consistentes acerca de la problemática en cuestión. Por otro lado, las investigaciones experimentales se llevan a cabo comúnmente en laboratorios, y se emplea el método científico para realizarlas.

Una hipótesis puede ser: “la mayoría de los alumnos de mi universidad están carnetizados”. Para verificar si esta hipótesis es verdadera, se podría realizar una encuesta a todos los estudiantes universitarios, pedirles que nos muestren su carnet, etc.

INVESTIGACIÓN HISTÓRICA

investigación histórica
investigación histórica

Se basa en una visión retrospectiva o, mejor dicho, una mirada hacia el pasado de algún fenómeno en particular. En definitiva, se trata de elaborar un recuento desde un instante señalado hasta otro punto en el tiempo.

Cuando se emplea este tipo de investigación, por lo general, se estudia el desarrollo de un tema desde su procedencia o raíz, hasta el momento actual. Sin embargo, la investigación histórica va mucho más allá de una enumeración de eventos conforme avanza el tiempo; pues se debe llevar a cabo, principalmente, una interpretación de hechos y de acontecimientos ocurridos en el pasado.

Un ejemplo de una temática de estudio que requiera de una investigación histórica sería la siguiente: Prácticas de arquitectura durante el siglo XIX.

INVESTIGACIÓN TEÓRICA O CONCEPTUAL

Investigación conceptual
Investigación conceptual

Se apoya en los conceptos como su esencia explicativa, a diferencia del estudio histórico, que considera al tiempo como su variante elemental.

Al momento de realizar una investigación de este tipo habrá mucha tela que cortar dependiendo del tema que se elija; por ejemplo, si elije la “democracia” como objeto de estudio: ¿Qué es la democracia?, pareciera ser la pregunta principal; o bien, otras interrogantes más específicas que buscan dirigir lo que haremos: ¿qué influencia tiene la democracia en el desarrollo de los países? ¿Cómo varía esa influencia según la sociedad?, ¿tipos de democracia? , entre otras.

INVESTIGACIÓN DESCRIPTIVA

Investigación descriptiva
Investigación descriptiva

Un estudio descriptivo considera una familiarización prudente con el elemento de estudiar para que se puede saber el qué y de que manera se puede comprobar. De hecho, se busca la manera de especificar los detalles y las características que son de mayor importancia en personas, comunidades,  grupo social o cualquier otro fenómeno que sea sometido a un análisis.

PASOS PARA REALIZAR UNA INVESTIGACIÓN

Datos para investigar
Datos para investigar

A la hora de realizar una investigación siguiendo un método científico es recomendable que se sigan los siguientes pasos:

  1. Elección de un problema. Para elegir el tema es necesario que nos hagamos una serie de preguntas como: ¿Cuánto tiempo nos tomará culminar la investigación?, ¿Hay suficientes fuentes de información disponibles?, ¿El tema a investigar resulta original o de interés? Una vez que hayamos elegido el tema, se puede seguir al siguiente paso.
  2. Planteamiento del trabajo. Consiste en diseñar una guía en la cual se señale el tema elegido para la investigación, sus propósitos y las herramientas que vamos a emplear para recolectar la información, como son: entrevistas, encuestas, visitas, etc.
  3. Realización del trabajo. Es conveniente elaborar un esquema donde se indique el título del trabajo y sus partes. Después, se debe llevar a cabo la recopilación de información en las diversas fuentes de consulta. Finalmente, debemos analizar y organizar toda la información, de manera que, el texto resultante sea coherente y su presentación respete los criterios formales de la escritura.
  4. Elaboración de un informe. Consiste en exponer los datos e informaciones recopiladas en la investigación en un texto escrito u oral. Este paso es de gran importancia, ya que este informe nos permite a nosotros como investigadores dar a conocer nuestras conclusiones sobre el tema.
subir