Saltar al contenido

Tipos de IVA

TIPOS DE IVA
TIPOS DE IVA

El significado de IVA es Impuesto al Valor Agregado o Añadido. Es aquel impuesto que normalmente es aplicado al consumo y lo paga el consumidor en el momento de obtener un bien o servicio.

Es tomado como un impuesto indirecto porque este es pagado por el consumidor final, que está en el último enlace de la cadena de comercialización, es decir, mientras un producto o servicio se elabora se van absorbiendo los impuestos de cada componente y al final quien paga el impuesto es quien lo consume. Además, se dice que es un impuesto general porque aplica a todo tipo de bienes y servicios, aparte de que no toma en cuenta el nivel económico del consumidor.

Este impuesto es aplicado en todo el mundo, cada país tiene sus normas que rigen los impuestos y mediante este articulo mencionaremos los tipos de IVA que existen. De igual manera, cada país aplica una tasa diferente, dependiendo del tipo de economía que tengan, de la clase de mercancías o servicios, se le aplica el impuesto que corresponda. De igual manera, existen países donde se aplica un tipo de IVA diferente en cada estado o municipio.

CLASIFICACIÓN DEL IVA

Para iniciar este tema de los tipos de IVA, nos vamos a referir a algunas regiones del mundo.

  • TIPOS DE IVA EN LA UNIÓN EUROPEA

Se debe destacar que, en cada país, que conforman este conglomerado de naciones la tasa del IVA que se aplica es diferente y de manera general se clasifica así:

Un tipo general, el tipo reducido y el tipo súper reducido.

  • GENERAL:

Se refiere al impuesto del 21% sobre casi todas las operaciones que se realizan en estos países en lo que respecta a la compra y venta de bienes y servicios, el cual, en cada uno de los países de la Unión Europea es diferente, pero se estipula que no debe ser menor al 15%. Se aplica a los rubros que no estén afectados por los otros dos tipos de impuestos, reducido o super reducido.

  • REDUCIDO:

Este tipo de impuesto es aplicado a muchos productos alimenticios, entre los cuales tenemos el agua para consumo humano, animales y para riego de sembradíos, las carnes, pescados, vegetales; también se aplican en productos sanitarios y al servicio de transporte, hotelería, restaurantes, limpieza de vías de comunicación, medicamentos para animales, entre muchos otros. Esta tasa no debe ser menor al 5%.

  • SUPERREDUCIDO:

La tasa de IVA de este tipo es menor al 5% y se aplica a productos alimenticios como el pan, cereales, viviendas de promoción pública, leche, hortalizas, quesos, medicamentos para humanos, periódicos, libros, prótesis, entre tantos otros. Este impuesto no se aplica en todos los países, algunos solo aplican el general y el reducido. Por ejemplo, está el de España en el cual el IVA superreducido es del 4% y grava algunos servicios, entre los cuales se tiene el mantenimiento y adecuación de medios de transporte para personas que sufren de alguna discapacidad.

  1. TIPO CERO

Quiere decir que no se paga impuesto, es un tipo de excepción, es decir, el consumidor no paga el impuesto en algunas transacciones, aunque quien vende puede optar por deducirlo en operaciones financieras con clientes externos de la Unión Europea.

Existen países en los cuales algunos territorios gozan de esta condición, por ejemplo, en el territorio de Groenlandia, en Dinamarca; y como éste existen otros.

  1. TIPO INTERMEDIO O “PARKING”

Es una medida provisional hecha con la intención de eliminar las excepciones al entrar en vigencia el mercado interior en 1993 para irlos desapareciendo poco a poco. Se aplica a algunos bienes y servicios que no pueden ser gravados con el tipo de IVA reducido.

En el continente americano se tienen los casos particulares de Estados Unidos de Norteamérica donde se aplican tasas de IVA diferentes en cada estado, condado y ciudad, de acuerdo a normativas internas y hasta existen regiones donde el impuesto es cero.

En México están tipificados dos tipos de impuesto al valor agregado que es el general de 16% y el tipo cero que incluye un gran número de renglones que no están obligados a pagar este gravamen.

En los países que conforman Latinoamérica se aplican tarifas de IVA más bajas que en la Unión Europea, por ejemplo, en Venezuela es un tipo de impuesto General del 12% y existe uno reducido del 8% para algunos renglones específicos.

Argentina, Brasil y Uruguay son de los países donde es más alta la tasa de este impuesto y Panamá cuenta con el menor que es del 7%. En Argentina se aplica un IVA general del 21%, uno reducido del 10,5% y otro incrementado del 27%. El único país de esta parte del mundo que no aplica el IVA es Cuba.

En Colombia hay tres tarifas o tipos de este impuesto: uno general que es del 19% que se aplica a muchos bienes y equipos electrónicos; el diferencial de 5% que se aplica a una gran lista de bienes, otro diferencial para servicios y el tipo de tasa cero que se refiere a la exención de este impuesto que incluye a muchos alimentos, vitaminas, lentes, aparatos de ortopedia, etc.

En Brasil existe un IVA general de un 17% a 19% para casi todos los bienes, con excepción de los bienes de lujo que pagan tasas hasta del 25%, los productos alimenticios pagan el 7%. Y el agua para consumo humano, las legumbres, frutas tienen uno tipo cero, es decir, están exentos de este impuesto.

Los pagos por este impuesto son una gran fuente de ingreso para los gobiernos del mundo, y se supone que son utilizados en obras que beneficien a todos los habitantes del país donde se apliquen.

En conclusión, el Impuesto a las Ventas o como también es llamado Impuesto al Valor Agregado o Añadido, dependiendo del país en que se esté, es pagado por el consumidor final sin restricción de ningún tipo, se desglosa en las facturas de pago, y no depende de la capacidad de pago de las personas. Este impuesto es declarado y pagado a los organismos del estado, en los lapsos que establezcan las leyes de cada país.

Si esta información te ha sido de utilidad, compártelo con tus conocidos o ¡realiza un comentario en la parte de abajo!