Tipos de... todo aquello que puedas imaginar

Entradas relacionadas

Tipos de arboles


TIPOS DE ÁRBOLES

Los árboles son un símbolo de vida, no existen sobre nuestro planeta otros seres vivos tan grandes, antiguos, altos y sobre todo, tan impresionantes como las numerosas especies de árboles que crecen sobre gran parte de la superficie terrestre. Además, estos llevan a cabo muchísimas funciones de vital importancia como: proporcionar un hogar a diferentes animales u organismos, y generar el oxígeno que necesitamos para vivir a través del proceso de fotosíntesis; sencillamente, representan una fuente de energía para los ecosistemas.

Se puede decir que, los árboles evolucionaron debido a que algunas plantas requerían de un tronco que las sostuviera para poder crecer y alcanzar la luz del sol. Así pues, las diferentes especies pueden alcanzar alturas asombrosas entre 30 y 50 metros de altitud, pero no existe ningún límite. También, los hay de poco crecimiento con especies que constituyen una amplia gama de formas arbustivas.

A continuación, abordaremos los distintos tipos de árboles atendiendo a diversas clasificaciones.

CLASIFICACIÓN DE LOS ÁRBOLES SEGÚN SU HOJA

CADUCIFOLIOS

Manzano

Manzano

Son árboles que pierden sus hojas en otoño. Por lo general, todos estos árboles tienen hojas grandes caducas o caducifolias, y también poseen algunas flores, aunque estas últimas a veces no sean muy visibles. Durante el verano, las hojas de los árboles caducifolios son verdes porque contienen clorofila, pero en otoño éstas dejan de recibir agua y se secan, por eso cambian de color antes de desprenderse. Un ejemplo de este tipo de árboles es el Manzano.

PERENNES

Cedro

Cedro

 

Son árboles que siempre se mantienen verdes y que pierden sus hojas gradualmente durante todo el año, pero nunca todas al mismo tiempo. Un ejemplo de estos son las coníferas, que son plantas portadoras de conos que no poseen flores e incluyen especies como los pinos, abetos, tejos, cedros, enebros y secuoyas.

Por otro lado, este tipo de árboles son fuentes de productos leñosos y no leñosos esenciales para la estabilidad cotidiana de las distintas poblaciones; fundamentales para la economía y determinantes para la conservación de la diversidad biológica.

Curiosamente, sin los arbustos y árboles de hoja perenne, los bosques y jardines parecieran un lugar bastante desierto en invierno.

Sabías que…

Los seres vivos más grandes de toda la Tierra son las secuoyas. Estos árboles enormes crecen en California, Estados Unidos de Norteamérica. El ejemplar más grande mide 83 metros de altura y, probablemente, cuente con 2000 años de antigüedad.

CLASIFICACIÓN DE LOS ÁRBOLES SEGÚN SUS PROPIEDADES FILOGENÉTICAS

ANGIOSPERMAS

Roble

Roble

 

Constituyen a un gran universo de árboles que poseen flores y árboles con frutos de cáscara dura. Hipotéticamente, se piensa que los arboles con flor y tronco leñoso evolucionaron a partir de plantas con flor, aunque aún quedan algunos eslabones perdidos sobre este tema.

Por lo general, habitan en terrenos fértiles, en zonas templadas, en las que el clima presenta estaciones predecibles o en las amplias selvas tropicales. Algunas especies de árboles ejemplares de este tipo son: el roble, el saúco, el abedul, el arce, el olivo, el sauce, el nogal, el laurel, el eucalipto, el fresno, entre muchos otros.

GIMNOSPERMAS

Pino

Pino

 

Son árboles leñosos en los que sus rudimentos seminales se encuentran parcialmente al descubierto y que carecen de flores verdaderas. Esta clase comprende el grupo de las coníferas, el más importante de las gimnospermas que incluye árboles de gran relevancia económica y también ecológica. Uno de los ejemplares más comunes es el pino.

CLASIFICACIÓN DE LOS ÁRBOLES SEGÚN EL MEDIO DONDE CRECEN

Los árboles habitan alrededor de todo el mundo, inclusive en condiciones muy adversas. Viven en montañas, desiertos, selvas y zonas muy frías. Muchas especies han evolucionado y desarrollado características especiales que les permiten subsistir en un determinado hábitat.

EN LAS MONTAÑAS

Árboles en las montañas

Árboles en las montañas

Comprende a un conjunto de árboles como lo son las coníferas enanas, variantes de crecimiento muy lento de los arboles coníferos, que miden apenas unos pocos centímetros y que resguardan a las montañas de los fuertes vientos. Además, estas coníferas enanas constituyen arbustos que aparecen en brotes descarriados y que se adaptan a una amplia gama de condiciones. Algunas de las especies características de esta clase son la Thuja plicata “Collyer’s Gold” y el Juniperus scopulorum “Cohete”.

EN EL DESIERTO

Árboles en el desierto

Los árboles que habitan en el desierto tienen que sobrevivir aún con la falta de agua que predomina en estas regiones, por esta razón, muchas especies almacenan agua dentro de sus troncos y la utilizan en largos periodos de sequía.

EN LOS BOSQUES DE PINOS DEL NORTE

Bosque de pinos

Bosque de pinos

Una inmensa franja de bosques de pino se extiende a lo largo y ancho del extremo septentrional de América del Norte, Siberia y Escandinavia. Los árboles coníferos forman bosques densos y sombríos, siendo capaces de sobrevivir aunque reciban poca luz del sol.

EN LOS MANGLARES

Árboles en manglares

Árboles en manglares

Los manglares se distribuyen en los estuarios tropicales, donde los ríos lleguen al mar. Algunas especies de árboles como el mangle, considerada como especie precursora en los límites marinos y terrestres, tienen que tolerar considerables cantidades de sal, lo que normalmente acabaría con la gran mayoría de los árboles, sin embargo, la raíz de estas especies ha desarrollado un sistema que le permite filtrar la sal que absorben y, por ende, mantenerse con vida. La altura del árbol puede variar, pero es frecuente encontrar árboles de más de 10 metros de altura.

EN LAS SELVAS TROPICALES

Árboles en selvas tropicales

Árboles en selvas tropicales

Por lo general, las distintas especies de árboles que crecen en estas selvas lo hacen en grupos muy densos. Como consecuencia de ello, se ven forzados a disputarse la luz del sol, llegando a alcanzar hasta 50 metros de altura. Además, estos árboles absorben las sustancias nutritivas contenidas en el suelo, y es por eso que, al talarlos el suelo queda tan empobrecido que resulta complicado que vuelva a crecer otro tipo de vegetación.

A pesar de que existen árboles enormes en la selva tropical, algunos no son tan altos. Los árboles de la selva están cargados de orquídeas, enredaderas, musgos, epifitas, y lianas, plantas que han desarrollado adaptaciones para una vida aérea en la disputa por encontrar la luz solar. Inclusive existen árboles cuyas semillas, esparcidas por aves y mamíferos, se gestan en las cavidades de la corteza y horquetas de las ramas altas, y desde ahí empiezan a desarrollar raíces, que con el tiempo descienden hasta alcanzar el suelo.

Antes de finalizar este artículo, te queremos recordar que si te resultó de ayuda esta información, nuestro blog dispone de más temas interesantes que pueden ser de tu agrado.



Entradas relacionadas

subir